Consejos para un endeudamiento responsable

Consejos para un endeudamiento responsable

¿CONSEJOS PARA UN ENDEUDAMIENTO RESPONSABLE? 

Con esta crisis económica, las empresas necesitan ordenar sus finanzas y en muchos casos tienen que acudir a un endeudamiento responsable que le permita poder funcionar mientras dure la emergencia sanitaria y después la puesta en marcha de la economía. Frente a este escenario se recomienda lo siguiente:

¡ES MUY IMPORTANTE REVISAR BIEN LOS COSTOS FIJOS Y LA PROYECCIÓN DE FLUJOS DE LA EMPRESA!

Hay que tener absoluta claridad de cuáles son y a cuánto asciende los costos fijos de la empresa, como remuneración, arriendos, dividendos, seguros contratados, etc. Cuando una empresa pide un crédito bancario, está fumando un nuevo costo fijos, el cual durará mientras se pague las cuotas. Por esto, hay que revisar minuciosamente los costos fijos, evaluando la necesidad de si hay que desvincular a trabajadores, terminar contratos de arriendo y cambiarse a un lugar más barato, entre otros. Junto con esto, es importante revisar los ingresos futuros que tendrá la empresa, la cartera de clientes, los contratos a plazo adjudicados, los nuevos proyectos en cartera, etc.

¡TODA PERSONA NATURAL O JURÍDICA ESTÁ OBLIGADO A PAGAR IMPUESTOS!

Hay que poner mucha atención a las medidas que han impulsado las autoridades por la crisis sanitaria y económicas, ya que si bien se suspendió el Pago Provisional Mensual (PPM), postergación del IVA y congelamiento de los convenios con la Tesorería General de la República, todas estas medidas, son para aliviar la carga de obligaciones pecuniarias lo que se traduce en menos gastos para hoy, pero deuda para mañana. Por lo tanto, mi recomendación, es que en la medida que se pueda, las empresas vayan provisionando los impuestos mensuales, con el objetivo de que, al momento de presentarse la declaración de renta en abril del año 2021, una parte de los impuestos que haya que pagar, se encuentren ya abonados.

¡FRENTE A DIFICULTADES ECONÓMICAS DE UNA EMPRESA, ES DE RELEVANCIA QUIEN PIDIÓ Y SE OBLIGÓ A PAGAR UN DETERMINADO CRÉDITO!

Hay que tener cuidado al momento de pedir un préstamo, ya que, dado los tiempos actuales, es comprensible que alguien pida uno para cubrir parte o todos los costos de estos meses que la empresa ha estado funcionando a media máquina o simplemente paralizada. Ahora, hay que ser muy consciente que después de solicitar el préstamo, hay que empezar a pagar las cuotas, y para eso la compañía necesita de ingresos. Asimismo, hago presente que un error que cometen muchos pequeños empresarios es que piden créditos personales para inyectarle a la empresa, poniendo en riesgo no solo la solvencia de la empresa, sino también la del emprendedor como persona natural, perdiendo sus casas y bienes de valor. Otro error que se cometen muchos, es acceder a créditos informales, con familiares, amigos o prestamistas, siendo no sólo un riesgo económico sino también de carácter personal.

¡ES UN RIESGO GRANDE QUE SE MEZCLEN PATRIMONIOS Y DEUDAS ENTRE LOS SOCIOS, REPRESENTANTE LEGAL Y LA EMPRESA!

Todo empresario que quiere sacar una cuenta corriente u obtener algún producto de alguna institución financiera o bancaria para su empresa, necesariamente dentro de los papeles que firmará como representante legal y/o socio, será el que se responsabiliza como aval y codeudor solidario respecto a cualquier obligación que contraiga la empresa con la institución financiera o bancaria. Lo anterior es inevitable, pero hay que tener presente que la insolvencia de la empresa podría acarrear la insolvencia de sus socios. Otro peligro, es cuando la persona natural tiene un crédito hipotecario con garantía general en una determinada institución bancaria, quien luego abre una cuenta corriente para su emprendimiento, responsabilizándose el como persona de las obligaciones que con traiga su empresa. El riesgo es que, si la empresa cae en insolvencia, arrastrará necesariamente al emprendedor y su propiedad.

ES DE RELEVANCIA ADELANTARSE Y LOGRAR VISUALIZAR UNA POSIBLE INSOLVENCIA

Mientras ante se pueda visualizar una posible insolvencia futura, mejor se podrá enfrentar ésta, por lo que es sumamente importante adelantarse a una catástrofe. Asimismo, a nuestro juicio unas de las obligaciones que no hay que descuidar, son las relacionadas con los trabajadores, siendo estas las remuneración y cotizaciones previsionales. Actualmente, existe procedimiento de reorganización judicial y la asesoría económica de insolvencia contemplada en la ley 20.416.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*

Contáctanos
close slider