Individual

Individual

Trabajadores de una empresa insolvente o liquidación

Dado que el Estudio tiene gran manejo en materia laboral e insolvencia, podemos representar y asesorar a trabajadores que están frente a una empresa que se encuentra en un Procedimiento de Liquidación de Bienes, (Quiebra), en virtud de la ley 20.720 o se cree que prontamente lo estará.

En este escenario actuamos frente a los tribunales de justicia laboral y civil, haciendo valer la preferencia de pago que tienen los trabajadores, respecto a los demás acreedores.

Despido indirecto o autodespido

Se trata de un derecho que tienen los trabajadores, para desvincularse de sus trabajos, sin perder la indemnización que corresponde por ley. Esto se puede dar cuando exista falta de probidad por parte del empleador, injurias, acoso sexual o laboral del empleador o superiores, etc.

Es este tipo de desvinculación, lo asesoramos y representamos en todas las etapas del procedimiento, con el fin que se avance en armonía con las leyes y se preparen todos los medios de prueba que servirán para sustentar nuestra demanda.

No pago de cotizaciones y aplicación de Ley Bustos

Las cotizaciones de seguridad social, (AFP, Salud, seguro de cesantía), forman parte de su remuneración, estando obligado su empleador a enterar en las respectivas instituciones.

El no pago de estas cotizaciones, le da derecho al trabajador para invocar el incumplimiento grave de las obligaciones de parte del empleador, procediendo al auto despido, en virtud del artículo 171 Código del Trabajo.

En caso de invocar esta causal para la desvinculación, no solo da derecho a exigir la indemnización que corresponde (indemnización por aviso previo, años de servicio, recargos, feriados legales, etc.) si no también, da derecho a que se sigan generando las remuneraciones, hasta que las cotizaciones se encuentren completamente pagadas.

No pago de cotizaciones y aplicación de Ley Bustos

La forma normal y más usada de desvincular a un trabajador es por necesidad de la empresa, lo que implica que el empleador tiene que pagar la indemnización total que le impone la ley. Ahora, muchas veces para un despido se invoca otra causal, que no da derecho a indemnización alguna, no siendo justo para el trabajador.

También puede ocurrir que el empleador no lo desvincule de la forma que señala la ley, por ejemplos comunique por voz, teléfono o correo electrónico o bien que el trabajador llegue a su puesto de trabajo, encontrándose con la empresa cerrada.

Asimismo, en algunas oportunidades se da el caso que se extiende y firma los finiquitos por necesidad de la empresa y mutuo acuerdo, pactando el pago para determinada fecha, incumpliendo el empleador con dicha obligación.